lunes, septiembre 28, 2020

Cinco de los seis sindicatos de la XXXV Copa América, excepto el Emirates Team New Zealand, acordaron que las próximas dos competencias se realizarán con un intervalo de dos años (en 2019 y en 2021) y no ya cada cuatro años, como estaba estipulado hasta el momento. Representantes del Oracle Team USA (Estados Unidos), del Artemis Racing (Suecia), del Team France (Francia), del Land Rover BAR (Gran Bretaña) y del SoftBank Team Japan (Japón) se reunieron en la Casa Garrard de Londres, donde en 1848 el joyero real fabricó una jarra de plata de Britania de 70 centímetros, tasada en 100 guineas, convertida en el trofeo deportivo más antiguo del planeta.

Los neozelandeses decidieron no firmar este pacto, porque prefieren seguir respetando el documento fundacional de la Copa América, el Deed of Gift, en que se establece desde 1852 que las normas de cada prueba deben ser consensuadas entre el defensor del trofeo y el primer desafiante. «Es un momento muy significativo para la Copa América», señaló el neozelandés Sir Russell Coutts, cinco veces campeón y director general de la Copa América. «Esto es ideal para aficionados y deportistas, y comercialmente. Un gran paso adelante», asegura el británico Sir Ben Ainslie, ganador de las Series Mundiales Copa Louis Vuitton a bordo del Land Rover BAR, con 512 unidades, delante del Oracle Team USA (493), defensor del título y comandado por Jimmy Spithill, y del Emirates Team New Zealand (485), del también australiano Glenn Ashby.

Sir Ben Anslie, el navegante olímpico más exitoso de la historia de los Juegos (cuatro medallas doradas y una medalla plateada desde Atenas 2004 hasta Londres 2012, las primeras tres en la Clase Laser y las siguientes dos en la Clase Finn), se impuso en las Series Mundiales Copa Louis Vuitton, que determinan al retador, después de haber disputado nueve etapas, llevadas a cabo en ocho lugares alrededor del globo durante dos temporadas (2015 y 2016): dos veces la ciudad de Portsmouth (Gran Bretaña), Gotemburgo (Suecia), Islas Bermudas (Gran Bretaña), Mascate (Sultanato de Omán), Nueva York y Chicago (Estados Unidos), Tulón (Francia) y Fukuoka (Japón). Sir Ben Ainslie y sus tripulantes del Land Rover BAR pretenden llevarse a Gran Bretaña el legendario trofeo la Copa América por primera vez en 165 años de historia. Antes, del 26 de mayo al 27 de junio, en las Islas Bermudas, deberá terminar al frente de la rueda final para acceder a la definición tras nuevos enfrentamientos con el resto de los catamaranes.

Según el acuerdo, se garantizarán asimismo hasta 12 eventos internacionales en los próximos dos años, así como que el costo de formar un equipo será de unos 30 millones de dólares, reducción significativa respecto de los actuales presupuestos. «Los equipos que quieran entrar en esta competición ahora saben cuánto les costará hacerlo, qué tipo de barco necesitarán construir y que no se podrán cambiar las reglas. Este es un deporte moderno, un deporte extremo con equipos que representan países. Además, a los más jóvenes les encanta, con lo cual no solo se atrae a personas que no suelen estar al aire libre, sino también a los canales de televisión», comentó Larry Ellison, fundador de Oracle Team USA y quien, sin embargo, había impugnado en 2007 un pacto similar impulsado en la ciudad de Valencia, España, por los suizos de Alinghi, en aquella época defensores de la XXXIII Copa América. 

FOTO: Getty Images

 

Tags:

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.