sábado, septiembre 26, 2020

Adolfo Cambiaso jugó por primera vez con su hijo Poroto en la temporada alta inglesa y el resultado no pudo haber sido mejor: campeón de la Copa de Oro para el Abierto Británico con Next Generation, MVP incluido. En la final venció 14-12 a Les Lions de sus sobrinos Castagnola, que defendían el título.

Por Alejo Miranda

De golpe, a la par de acumular récords Cambiaso empieza a ceder algunos. Recientemente dejó de ser el más joven en haber ganado la Copa de Oro para el Abierto Británico. No obstante, nadie habrá estado más feliz que él de haber perdido el honor, ya que quien lo superó fue su hijo Adolfo VII. En su presentación en el polo de alto handicap en Inglaterra, Poroto, como se lo conoce, llegó a lo más alto en Cowdray Park Polo Club con sólo 14 años, dos menos que Adolfito.

Los Cambiaso se consagraron con el equipo de Next Generation, cuya denominación responde justamente a la participación de esta joven promesa. Y Poroto demostró estar a la altura a lo largo de todo el certamen con grandes acciones que desmienten sus 4 goles de valorización. Enfrente, otros dos exponentes del recambio que atraviesa el polo, que dejó de ser promesa para convertirse en realidad: los hermanos Bartolomé (19 años) y Camilo Castagnola (17), sobrinos de Adolfo y primos de Poroto, que llegaban con campeones defensores, esta vez con la formación de Les Lions/Great Oaks.

No obstante, una vez más fue Cambiaso padre quien apareció en los momentos cruciales para guiar a Next Generation a la victoria. Fue 14-12 en una final disputada hasta el último chukker, en la que el mejor jugador del mundo fue honrado con el premio al jugador más valioso (MVP).

Y Cambiaso, a los 45 años, también se llevó su cuota de récords: se trató de su octava conquista de la Copa de Oro, lo que lo convierte en el argentino más ganador superando la marca que compartía con el Gordo Eduardo Moore desde 2014, fecha en que la había ganado por última vez. Ahora quedó a dos de la marca absoluta del mexicano Carlos Gracida, que la ganó 10 veces.

Los Cambiaso compartieron equipo con el patrón Jean-François Decaux, que aceptó resignar el nombre tradicional de su equipo (La Bamba de Areco) por el de Next Generation, y Diego Cavanagh, que en la semifinal y la final reemplazó al titular David Stirling, que hace ya algunos años está en la organización del francés. Para los tres se trató de su segunda conquista en Cowdray.

“No sé si esta copa está en el podio de los torneos más importantes que gané, pero sí es especial. Ganar con mi hijo es especial”, dijo Cambiaso. “Los torneos que he ganado no me los quita nadie, y los he disfrutado con mis compañeros, así que todas mis etapas de mi vida las he disfrutado. Ésta es una etapa más. Disfruté también que hayan llegado los primos de Poroto a la final, es algo especial, fue lindo. Tienen muy buena onda dentro de la cancha, fuera de la cancha, siempre hay buena onda. Poroto se lleva muy bien con los chicos y eso me alegra muchísimo. Haber llegado a la final ya era un sueño cumplido, ganarla es la frutilla porque no me esperaba ganarla, se ganó, pero hubiese estado contento habiendo pasado a esta etapa.”

Se trata del cuarto título del año que gana Cambiaso junto a su hijo, luego de conquistar en Estados Unidos la Sterling Cup, el All Star Challenge y la Founders Cup, pero ninguno tan importante y tradicional como el conseguido ayer en Cowdray Park Polo Club. En 2018 ya habían ganado juntos la Royal Windsor Cup (trofeo de 20 goles en Inglaterra) y el año pasado el Abierto de San Jorge en la cancha 1 de Palermo.

Por antecedentes cercanos, el equipo de Cambiaso no llegaba como favorito. En los dos enfrentamientos previos en la temporada se había impuesto Les Lions/Great Oaks: en la clasificación del Trofeo Príncipe de Gales 11-10 con un gol a un minuto del final de Alejandro Muzzio (Camilo recién se sumó en los últimos tres partidos luego de una fractura en una pierna), y en la primera fecha de la Copa de Oro por 14-10. Incluso Next Generation debió batallar para llegar a la final. Perdió dos de sus primeros tres partidos y recién accedió a los playoffs en el último encuentro de la clasificación. Los Castagnola, en cambio, venían de eliminar nada menos que a Park Place, de Facundo y Gonzalo Pieres. En el partido más importante, no obstante, apareció Cambiaso en todo su esplendor.

“No jugué tantas veces en contra como para decir que Cambiaso es otra cosa en una final, pero puede ser. Creo que hoy jugó un partido impresionante”, lo elogió Camilo (Jeta) en diálogo con La Nación. “El partido fue parejo. Creo que por ahí hicimos muchos fouls y ellos metieron todos los penales. Nos jugaron bien”.

El año pasado, Barto y Jeta Castagnola habían sorprendido al mundo del polo al ganar la Copa de Oro en su primer año en el alto handicap inglés (con el equipo de Dubai), logro que reivindicaron con una gran campaña en Palermo con La Natividad. Esta vez, junto al back argentino radicado en España Santiago Laborde y el norteamericano Dillon Bacon se quedaron en las puertas del título. Lo mismo había ocurrido en el primer certamen de la temporada, el Trofeo Príncipe de Gales, donde cayeron ante los Pieres.

“El nivel que tienen es increíble”, dijo Cambiaso sobre sus sobrinos.” Yo creo que los dos juegan a un nivel impresionante, no hay que olvidarse que tienen 19 y 17 años, manejan los tiempos, el equipo, todo. La gente se cree que están jugando hace años y no es así. Estar en la final de la Copa de Oro, habiéndole ganado a una organización como Park Place, tiene un mérito enorme. Sabíamos nosotros que iba a ser un partido muy difícil, pero gracias a Dios se nos dio”.

La gran aparición de esta temporada es Poroto, que también se consagra en el debut. Autor de cuatro goles en la final y 24 en siete partidos en la Copa de Oro, tuvo un torneo consagratorio con grandes actuaciones y goles espectaculares. Vale la pena insistir en que sólo tiene 14 años. “Arrancamos la temporada más o menos, no jugando como queremos, pero fuimos mejorando partido a partido y los caballos andaban mejor y pudimos ganar al final”, dijo Poroto.

Esa marca supera la que Cambiaso padre había establecido en 1991, cuando a los 16 ganó por primera vez la Copa de Oro con el equipo de Tramontana, que también integraba Carlos Gracida. El recordado mexicano es el máximo ganador del certamen, con 10 conquistas. En el medio, Cambiaso fue campeón con otros tres equipos: Ellerston (1998, con Gonzalo Pieres), Geebung (2000, con Bautista Heguy) y Dubai (2001, con Bartolomé Castagnola; 2005, con Alejandro Díaz Alberdi; 2010, con Pablo Mac Donough; y 2014), aunque en la de 2005 se perdió la final por lesión y fue reemplazado por Lucas Monteverde.

No hay que restarle mérito tampoco a Diego Cavanagh, que desde semifinales reemplazó a Stirling (fractura en un dedo) y anotó los últimos tres goles con que Next Generation sentenció el partido final; encargado de ejecutar los penales de su equipo, fue el goleador de la tarde con siete tantos. La última conquista de Cambiaso en la Copa de Oro había sido precisamente con el jugador de Venado Tuerto, en 2014, con la camiseta de Dubai.

“Los Cambiaso se prendieron un poquito más fuego en las semis. Yo tenía que acompañar nomás”, dijo con humildad Cavanagh. “Veníamos jugando en Estados Unidos entonces nos acoplamos bien. La caballada rindió un lujo, que es muy importante. Fue fácil jugar con la caballada del Sobao [por Stirling]. Una papa. La final fue bravísima. Se definió en el último chukker.”

Aunque no haya estado en los últimos dos partidos, el uruguayo Stirling también sumó su segunda Copa de Oro. La anterior había sido en 2008 con Loro Piana. “Fuimos mejorando y mejoramos mucho más cuando entró Dieguito”, bromeó Pelón. “En el mata-mata apareció el equipo, que es donde tiene que aparecer, en los partidos clave. Apareció Adolfito, Poroto está jugando un disparate.

De afuera sufrimos. Tuvimos un gran partido, siempre fueron arriba. Los chicos de Les Lions están en un momento tremendo, Laborde bien atrás, Dillo que los apoya cantidad. Pero los supieron controlar bien, los Cambiaso tuvieron un gran partido. En semifinales entró Dieguito y se acomodó lo más bien y Jean-François también jugó muy bien. Se lo mandamos a Santi Laborde y la verdad que hizo mucho daño y lo hizo trabajar mucho a Dillon.”

Decaux, curiosamente, había ganado su única Copa de Oro al año siguiente, cuando tenía bajo su ala a los hermanos Facundo y Gonzalo Pieres.

Next Generation sacó una ventaja rápida de entre dos y tres goles que mantuvo pese a que Les Lions se acercó dos veces: 6-5 al final del tercer chukker y 11-10 al inicio del sexto y último. Allí aparecieron el temple de Cambiaso y los goles de Cavanagh para adelantarse 14-11 y sentenciar el encuentro, pese al descuento final de Les Lions/Great Oaks.

El certamen estuvo cerca de cancelarse debido a la pandemia y sólo se confirmó a última hora, polémica de por medio por la participación de jugadores amateurs. Se disputó sin asistencia de público y con algunas modificaciones reglamentarias para minimizar el riesgo de contagio de covid-19, como la obligatoriedad del uso de barbijos y la supresión de los throw-ins, lo que obligó a algunas curiosidades como que después de cada gol no se cambiara de lado sino que el que recibió el tanto saliera con un penal desde su propia yarda 60. El partido sólo se pudo ver por sistema de pay-per-view via streaming.

Esta temporada, si la pandemia lo permite, Cambiaso jugará la Triple Corona argentina con la misma formación con la que ganó Palermo los últimos siete años y ocho de los últimos nueve: con Stirling, Pablo Mac Donough y Juan Martín Nero. Bien podría ser el último año de este glorioso equipo, ya que Cambiaso anunció que su intención era jugar con su hijo en cuanto fuera posible. Para ello, Poroto debe llegar a seis goles de handicap, algo que viene demostrando que los vale con creces. La continuidad de la dinastía está asegurada.

Texto: Alejo Miranda

Fotos: Helen Cruden

Nota publicada en la revista POLO Mundial #114.

Suscribite acá y recibila gratis en tu mail.

Tags: , , , , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.