jueves, octubre 1, 2020

Por Pablo Viola

La acción del miércoles en Wimbledon determinó la caída de dos de los máximos candidatos, Andy Murray y Novak Djokovic -aquejados de sendas lesiones-, y fortaleció las aspiraciones de aquellos que desean contemplar una recta final en 2017 con Roger Federer y Rafael Nadal disputando el número uno del mundo, como en los viejos y no tan lejanos tiempos.

El suizo es el único de ellos que se mantiene con vida en La Catedral y disputará una de las semifinales al título en el escenario por excelencia de este deporte, que tiene en la figura del ganador de 18 torneos del Grand Slam como su intérprete principal, aquel que mejor lo representa a la hora de hablar de Wimbledon, un campeón con clase y estilo, esos que no corren detrás de una pelota, solo se desplazan en pos de un objetivo.

La de este miércoles fue otra de esas experiencias sensitivas, con un alto vuelo en su juego y ante un rival que en 2016 marcó su despedida de Wimbledon y del tenis. Ante Milos Raonic, Federer jugó aquel último partido de la gira en las semifinales de este certamen. En los cuartos de la edición 2017 se tomó revancha directa de su rival, aunque todavía va por más.

Esta fue la presentación 100 de Federer en Wimbledon y su victoria 89. Muy pocos pueden ostentar sus marcas y en su caso, cada paso es un récord, aunque el verdadero objetivo es superar la línea histórica que comparte con William Renshaw y Pete Sampras -uno en cada siglo-, los siete títulos que bien podrían ser ocho el domingo en caso de ganar los dos partidos que le restan.

En cuartos de final, el actual número cinco del mundo no dejó de asombrar. El suizo no le dio opciones a Raonic, a quien venció por 6-4, 6-2 y 7-6(4), en apenas una hora y 58 minutos, para pasar por duodécima vez a las semifinales del torneo. Aquellos que tuvieron la oportunidad de ingresar a la Central, se encontraron con otro Federer de excelso, que cerró el encuentro con 46 winners y tan solo nueve errores no forzados. Implacable.

Para Federer, su nivel no es superior respecto de otras temporadas. “No me veo jugando mejor que hace unos años. ¿Si me sorprende cómo estoy jugando? Tal vez un poco. La idea de perder la temporada de polvo de ladrillo fue para sentirme lo mejor posible, renovado en la segunda semana de Wimbledon. De hecho siento como si estuviera bien para encarar lo que queda del torneo”.

Aun a pesar de las derrotas de Murray y Djokovic en cuartos, Federer sabe que tiene rivales sin la presión de ser candidatos. Marin Cilic por el otro lado del cuadro -espera a Sam Querrey- y Tomas Berdych, a quien deberá medirse en las semifinales, un checo que ya tiene un antecedente positivo en este torneo ante Su Majestad durante los cuartos de final de 2010, cuando derrotara al suizo camino a su única final de Grand Slam, que perdió ante Nadal.

Un total de 24 veces jugaron Federer y Berdych en el circuito, la primera en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con victoria del checo en tres sets y la última en cuartos de final de Miami de esta temporada, cuando lo tuvo match point en el tie break del tercero, 6-4 arriba y perdió 8-6, camino al tercer título del helvético en la presente temporada. En el balance general, Federer lo aventaja 18-6 y en césped 2-1, con dos éxitos consecutivos en Halle y Wimbledon 2006.

Para su arribo a las semifinales, el checo venció a Novak Djokovic, en una caída sonora, ya que el serbio era el único en pie para desbancar a Andy Murray del número uno del mundo, posibilidad que tendría el balcánico en caso de ganar el torneo. Un dolor en el codo lo dejó sin opciones y adelantó el retiro tras los dos primeros games del segundo set.

Tras la derrota con Berdych, quien se impuso por 7-6(2), 2-0 y abandono, el balcánico expresó: “tengo que considerar tomarme un periodo de descanso, cuanto más juego, peor estoy. Evaluaremos con mi grupo de trabajo para ver si es posible evitar una operación. Es probable que me pierda el US Open”. No hay dudas que las actuaciones de los últimos meses humanizaron la figura de Nole.

Por su parte, el líder del ranking ATP lo seguirá siendo tras este certamen pero, como el mismo aseguró, “no creo que nadie haya estado como número uno durante toda su carrera. Todo llega al final y no he jugado lo suficientemente como para merecer estar ahí mucho tiempo”. Andy Murray se despidió ante Sam Querrey, tras comandar las acciones dos sets a uno. Su carrera dijo basta en cuartos y el resultado lo desfavoreció por 3-6, 6-4, 6-7(4), 6-1 y 6-1 en dos horas y 42 minutos.

Frente a Querrey estará Marin Cilic, un potencial candidato en la previa, con muy buenos antecedentes sobre la superficie, que por primera vez llega a las semifinales, luego de tres eliminaciones consecutivas en cuartos. De hecho fue campeón en Queen’s 2012 -la final de la descalificación de Nalbandián- y otras dos veces finalista, en 2013 ante Murray y esta temporada frente a Feliciano López. El croata dejó en el camino a Gilles Müller, luego de cinco sets y tres horas y media de partido, que concluyeron con un 3-6, 7-6(6), 7-5, 5-7 y 6-1.

Singles Caballeros – Cuartos de final
(3)Roger Federer (SUI) a (6)Milos Raonic (CAN) 6-4, 6-2, 7-6(4)
(7)Marin Cilic (CRO) a (16)Gilles Muller (LUX) 3-6, 7-6(6), 7-5, 5-7, 6-1
(11)Tomas Berdych (RCH) a (2)Novak Djokovic (SRB) 7-6(2), 2-0 y ab.
(24)Sam Querrey (USA) a (1)Andy Murray (GBR) 3-6, 6-4, 6-7(4), 6-1, 6-1

Fotos: Getty Images

Tags: , , , , , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.