sábado, septiembre 26, 2020

Los grandes impactos a veces surgen desde lo más oculto. En el US Open, los tres mejores del mundo y seis de los integrantes del top ten del ranking global quedaron al margen tras el corte clasificatorio. En el certamen organizado por la USGA con mayor probabilidad de bajar el par -tras años de scores altos o circunstanciales marcas-, el torneo quedó en manos de mayoría de ignotos, varios jugadores en plena evolución y algún mínimo exponente consagrado.

Lo que sí parece estar garantizado en esta edición que se desarrolla en Erin Hills, es la lucha hasta el final, con un líder al sábado en Brian Harman, muchos candidatos y alguno que podría descolgarse con una ronda imposible de igualar, tal como sucediera en el moving day con Justin Thomas, nuevo poseedor del récord de torneo para 18 hoyos con 63 golpes -junto al registro de Johnny Miller en Oakmont 1973-, y el único en firmar un 9 bajo par en la historia.

Ausente Phil Mickelson, la tradición acotada de los zurdos tiene su representante en el mencionado Harman, en toda una experiencia para él, la de compartir el grupo final al tee del 1 en la tercera ronda, algo que se mantendrá también el domingo. El ahora único líder cerró la jornada con 12 bajo el par, tras una tarjeta de 67, que le sirvió para postergar al inglés Tommy Fleetwood -que se retrasó un impacto tras hacer bogey al 18-, ahora igualado con los estadounidenses Brooks Koepka y el recordman Thomas.

El autor del 63 tiene buenos antecedentes esta temporada. Tras la primera quincena de enero ya sumaba tres títulos en el PGA Tour 2016-17. En ese sendero de la trascendencia previa al segundo major de 2017 están Patrick Reed y Rickie Fowler, ganadores en múltiples ocasiones en la gira norteamericana e integrantes del equipo de Ryder Cup. 65 para -8 y 68 para -10 son las marcas de ambos respectivamente. La otra amenazante figura es la del coreano Si Woo Kim, ganador de The Players, una experiencia que potenció su imagen por la fortaleza con la que obtuvo el torneo en Sawgrass.

Todos ellos serán contendientes este domingo, todos tratarán de gestar una ronda inolvidable para consagrarse por primera vez en un torneo de los denominados grandes. El hábitat de los que cuentan con la experiencia en títulos de esta índole quedó muy alejado en el puesto 17 y a ocho golpes, con Sergio García y Louis Oosthuizen. No parece estar en ellos la capacidad para sorprender tras lo exhibido en las jornadas previas. Será cuestión de estar atentos, abrir las mentes y disfrutar el cierre de un atípico US Open.

Tags: , , , , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.