miércoles, septiembre 30, 2020

Armel Le Cléac’h se impuso en la VIII Vendée Globe a bordo del Banque Populaire VIII. El navegante francés completó la vuelta al mundo a vela, en solitario y sin escalas ni asistencia, en 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos, con lo cual superó el récord que desde 2013 estaba en manos de su compatriota François Gabart.

«No he dejado de pelear a cada metro —comentó Armel Le Cléac’h, al concluir esta exigente prueba, «el Everest de los Mares», realizada por primera vez en 1989, con 13 timoneles, y cuyo origen se remonta a la Sunday Times Golden Globe Race, celebrada una única vez, allá por 1968—. Cada metro del recorrido es difícil. Deseaba tanto ganar…, y al fin lo he conseguido». En la segunda posición de la clasificación general, ardua pugna con Le Cléac’h mediante, figuró el británico Alex Thomson, retirado en 2004/2005 y en 2008/2009 y tercero en 2012/2013, con una marca de 74 días, 19 horas, 35 minutos y 15 segundos, seguido por Jérémie Beyou (78 días, 6 horas, 38 minutos y 40 segundos) y por el también francés Jean-Pierre Dick (80 días, 1 hora, 45 minutos y 45 segundos).

Fue un intenso duelo entre Armel Le Cléac’h y Alex Thomson, entre Francia e Inglaterra, pionera en la navegación a vela recreativa y en solitario. Recordemos que el rey Carlos II hizo construir en el siglo SVII el primer velero durante su exilio en Holanda, tras lo cual el río Támesis se convertiría en el primer campo de regatas. Asimismo, ya en 1851, se disputó la primera Copa América en la isla de Wight. El inglés Francis Chichester se impuso en la primera OSTAR en 1960 (cruce de las aguas del Atlántico Norte entre Inglaterra y los Estados Unidos), conseguida cuatro años después, en 1964, por un atleta francés: Eric Tabarly. Además de Thomson, otros dos británicos han culminado en el podio de la Vendée Globe: Ellen MacArthur, segunda en 2000/2001, y Mike Golding, tercero en 2004/2005.

Hasta el momento, siempre los franceses se han adjudicado la Vendée Globe, fundada a fines de los años ochenta por Philippe Jeantot, oriundo de Antananarivo, capital de Madagascar. Titouan Lamazou festejó en 1989/1990, con una marca de 109 días, 8 horas, 48 minutos y 50 segundos; Alain Gautier, en 1992/1993 (110 días, 2 horas, 22 minutos y 35 segundos); Christophe Auguin, en 1996/1997 (105 días, 20 horas y 31 minutos, nuevo récord); Michel Desjoyeaux, en 2000/2001 (93 días, 3 horas y 57 minutos, nuevo récord); Vincent Riou, en 2004/2005 (87 días, 10 horas, 47 minutos y 55 segundos, nuevo récord); el formidable Michel Desjoyeaux, en 2008/2009 (84 días, 3 horas, 9 minutos y 8 segundos, nuevo récord); François Gabart, en 2012/2013 (78 días, 2 horas, 16 minutos y 40 segundos, nuevo récord); y Armel Le Cléac’h (74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos, nuevo récord).

Entre récords y serios peligros

Desde la temporada 1996/1997 inclusive, se han registrado seis récords en forma consecutiva y con más de un mes de diferencia en tiempo entre el primero (105 días, 20 horas y 31 minutos) y el último (74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos). En esta ocasión, Armel Le Cléac’h, segundo en 2008/2009 y en 2012/2013 (llegó a la meta a 3 horas y 17 minutos de Gabart), recorrió 27.455 millas náuticas (unos 50.000 km) a una velocidad media de 15,43 nudos desde su salida de la ciudad atlántica de Les Sables d’Olonne —fundada en 1218 y ocupada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial—, en el departamento de Vendée, Francia, el 6 de noviembre de 2016.

Tiene 39 años Armel «el Chacal» Le Cléac’h. Nació el 11 de mayo de 1977. Es padre de dos hijos: Louise y Edgar, de 9 y de 6 años, respectivamente. GanóLe Cléac’h la Solitaire du Figaro de 2003 y terminó en el segundo puesto en la Transat. Alain Gautier, ganador de la II Vendée Globe, lo eligió como su sustituto a bordo del trimarán Foncia, con el que Le Cléac’h volcó en la Transat de 2005. Ya en 2008, Armel Le Cléac’h, estudiante de Ingeniería Física, había finalizado segundo en la Vendée Globe, detrás de Michel Desjoyeaux, el único privilegiado que ha sido capaz de celebrar dos veces (en 2000/2001 y en 2008/2009) en una vuelta al mundo en la que otros han perdido la vida: el cuerpo del británico Nigel Allan Burgess fue encontrado en las inmediaciones del Cabo Finisterre en 1992/1993, prueba en la que desapareció el estadounidense Mike Plant; y en la costa chilena apareció muerto el canadiense Gerry Roufs en 1996/1997. De los 138 regatistas que habían participado hasta la fecha en la Vendée Globe, solo 71 lograron cruzar la línea de meta.

Atravesaron corrientes, oleajes y vientos del Atlántico, del Índico y del Pacífico los 29 competidores de esta VIII Vendée Globe, «la aventura más radical de todos los deportes», de acuerdo con el francés Pepe Ribes. Llevaron consigo cientos de kilos en velas; comida deshidratada para, al menos, dos meses y medio; ropa térmica; herramientas; un botiquín fiscalizado por la Federación Internacional de Yachting (ISAF, por sus siglas en inglés); equipo de supervivencia (salvavidas, extintores, balizas de emergencia, bengalas, traje de agua, balsa salvavidas, teléfono satelital, arnés); cartas de navegación. Debido a la falta de sueño y al cansancio, las alucinaciones son habituales a bordo.

Hubo representantes de España, los Estados Unidos, Francia, Holanda, Hungría, Irlanda, el Japón, Nueva Zelanda, Suiza. Estuvieron el bombero catalán Didac Costa, de 35 años, quien empeñó su casa para inscribirse; el neozelandés Conrad Colman; el estadounidense Rich Wilson, de 66 años, el más veterano de la historia. También el japonés Kojiro Shiraishi, de 49 años. Nacido y criado en la montañosa ciudad de Kamakura,  conocida al suroeste de Tokio por sus templos zen y sus santuarios, Shiraishi es practicante de bushido y admirador de Simbad «el Marino». Dice Shiraishi, primer asiático en la Vendée Globe: «Trato de navegar no demasiado feliz, no demasiado triste y no demasiado enfadado. Para mí, es importante no verme sacudido por lo que ocurre a mi alrededor. No me afecta, ya sean elogios o críticas, buenos o malos momentos. Por eso, es importante encontrar tiempo para meditar, concentrarme en mis sentimientos y centrar mi mente, incluso durante la regata».

Maestro de Shiraishi ha sido Yukoh Tada, taxista de Tokio, budista, poeta, escritor, saxofonista, ganador en 1982 de la primera BOC Challenge (una vuelta al mundo en solitario aunque por etapas) y suicidado en dicha prueba una década más tarde, el 9 de marzo de 1991, durante una escala en Sídney. Yukoh Tada tenía 61 años al morir. Soñaba con largar alguna vez de Les Sables d’Olonne. En 1994, con 26 años, su discípulo, Shiraishi, se transformó en la persona más joven en dar la vuelta al mundo en solitario y sin escalas. Iba a bordo del antiguo velero de Yukoh Tada, el Okera VII, rebautizado Spirit of Yukoh, el mismo con que ahora navegó, rompió mástil y debió abandonar en esta apasionante VIII Vendée Globe.

 

Clasificación general

1. Armel Le Cléac’h (Francia), con 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos (récord).

2. Alex Thomson (Inglaterra), con 74 días, 19 horas, 35 minutos y 15 segundos.

3. Jérémie Beyou (Francia), con 78 días, 6 horas, 38 minutos y 40 segundos.

4. Jea-Pierre Dick (Francia), con 80 días, 1 hora, 45 minutos y 45 segundos.

FOTOS: Getty Images

Tags: ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.