sábado, abril 17, 2021

La japonesa-norteamericana ganó su cuarto torneo de Grand Slam y se consolida como la mejor jugadora de la actualidad. ¿La sucesora de Serena?

Solo dos tenistas en toda la Era Abierta habían ganado sus primeras cuatro finales de Grand Slam: la serbia Monica Seles en los años 90 y más adelante Roger Federer. Ahora, tras su victoria en el Australian Open, hay que sumar a la lista a Naomi Osaka. Y es que en Melbourne, la japonesa de 23 años llevó su récord a un soñado 4-0.

Aunque todo pudo haber sido distinto, ya que estuvo a punto de ser eliminada en la cuarta ronda. Sin embargo, su historial indica que si pasa la cuarta ronda de un major, el título es suyo. Osaka avanzó y dejó en el camino nada menos que a Serena Williams, ganadora de 23 Grand Slams. En la final, en el Rod Laver Arena, la esperaba la estadounidense Jennifer Brady (22), a quien derrotó por 6-4, 6-3, en 1 hora 17 minutos. Un trámite.

Osaka lleva 21 victorias seguidas en canchas duras

¿Sus claves? Naomi tuvo el saque más rápido del encuentro, que llegó a 197km/h, una poderosa derecha, muy buenas devoluciones y sobre todo supo aprovechar oportunidades cruciales. Convirtió cuatro de sus cinco chances de break-point, mientras que Brady solo dos de cuatro, además de cometer errores en momentos inoportunos. Y por último, su autocontrol: no demostró tener nervios, aguantó estar bajo presión y jamás perdió la compostura.

Así logró su segundo título en el Australian Open -ya lo había ganado en 2019- y su cuarto Grand Slam, teniendo en cuenta que fue dos veces campeona del US Open -en 2020 y 2018-. Con esta victoria, la japonesa ascendió del puesto 3° al 2° en el ranking WTA para quedar a un paso del número 1, que hoy ocupa la australiana Ashleigh Barty.

En la conferencia de prensa, tras levantar la Copa Daphne Akhurst Memorial, Osaka comentó: “Fue una batalla mental. Estaba extremadamente nerviosa. Tal vez se espera mucho de mí porque ya he ganado finales antes. También me presiono bastante a mí misma pero por ahora me está funcionando. Siento que esto es algo por lo que he trabajado. No pienso mucho en los rankings, mi meta es ser consistente este año y si juego bien, el resto llegará”.

Su rival, Brady, quien jugaba su primera final de Grand Slam, no ocultó su admiración: “Quiero felicitar a Naomi. Es una inspiración para todos nosotros y es maravilloso lo que está haciendo por este deporte. Espero que las mujeres jóvenes que estén viendo esto en sus casas se sientan inspiradas por lo que ella está haciendo. Y ojalá la próxima vez pueda volver a estar en esta instancia con ella enfrente”.

Si bien forma parte de una camada de talentosas mujeres jóvenes, Osaka supo destacarse del resto en los últimos años. Sin dudas, se convirtió en la mejor jugadora del mundo en canchas duras. Con este último triunfo extendió su racha a 21 victorias seguidas en esa superficie. Hace más de un año que no pierde un partido. Osaka no muestra fallas, y este cuarto Grand Slam terminó de confirmarla como la nueva superestrella del tenis femenino.

Fuente y Fotos: Australian Open

Nota publicada en la revista TENIS Mundial 57

Tags: , , , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins
Error: There is no connected account for the user editorialmundial.