fbpx
domingo, 12 julio, 2020
Santiago Fernández: “En ningún lugar me sentí tan cómodo”

El jugador de Hindú nos cuenta cómo es su rutina de “entrenamiento invisible” y cómo hace para estar en óptimas condiciones antes de salir a la cancha

En Hindú dicen que su capitán es el líder espiritual, el referente. Tras jugar siete años en Francia, representar al país en los Pumas y disputar el Mundial de Nueva Zelanda en 2011, Santiago Fernández siempre supo que iba a volver al club que lo vio crecer. Y así fue que con entusiasmo se calzó nuevamente la camiseta azul y amarilla de Don Torcuato y logró destacarse como el mejor jugador del Torneo de Buenos Aires. “Quería volver estando bien físicamente, no solo para retirarme… aportar algo. Compartir con chicos que vi muchos años jugando en juveniles y con no tan chicos, volver a compartir momentos dentro y fuera de la cancha”, asegura. Mientras espera -como todos- que se retome la actividad, y partiendo de la premisa que para rendir al máximo es fundamental recargar energías con un buen descanso, Santiago cuenta a TRY Mundial cómo es su preparación física y mental antes de salir a la cancha.

-Antes que nada, ¿cómo venís llevando el aislamiento? ¿Cómo se modificó tu entrenamiento?

-Es difícil. Tengo dos hijos y se complica un poco. Tengo jardín por suerte, así que algo me puedo mover, más unas cosas del gimnasio me armé un mini gimnasio para hacer lo que se pueda.

-¿Qué tan importante es para vos un buen descanso antes de jugar un partido?

-Para mí siempre fue importante, levantarse el día del partido bien descansado es una sensación que sentís que estás bien para el partido.

-¿Sentís que si tuviste una mala noche tu rendimiento disminuye?

-Algo sí. Está claro que capaz alguna noche mal dormido puede que no pase nada… pero la acumulación seguramente te baje el rendimiento.

-¿Te acostás temprano? ¿Cuántas horas necesitás dormir para despertarte bien?

-De más chico dormía más, creo. Hoy en día por la rutina que llevo durante la semana me levanto siempre a las 7/7:30. Trato de acostarme temprano y dormir 8 horas por lo menos.

-¿Cuánto influyen el ejercicio realizado y la alimentación en tener un buen descanso?

-Y, en mi caso hasta quizás es psicológico pero trato de comer liviano la noche anterior. Y estar tranquilo manejando mis tiempos, no comer muy tarde, tener tiempo de ver la tele en la cama. El ejercicio después del último entrenamiento es meter una buena elongada.

-¿Cómo te relajás la noche anterior a un partido importante? ¿Tenés algún ritual para calmar los nervios?

-Nada en especial. Trato de pensar en el partido y, de alguna manera, visualizarlo.

-¿Qué les aconsejás a los jugadores más jóvenes que quieren salir de noche como cualquier chico de su edad?

-Que hay un tiempo y un momento para todo. Que los excesos no son buenos pero que el rugby también se trata de compartir momentos. Y son esos momentos donde creo yo que también se forman los equipos. Todo controlado y, como dije antes, sin excesos para aprovechar a conocerse en otros contextos.

-Al viajar, ¿cómo te ajustás a los cambios de rutina, la diferencia horaria y el hecho de dormir en otra habitación, en otra cama? ¿Tenés alguna exigencia en particular?

-No tengo rutinas y no me cuesta nada dormir en aviones ja

-¿Qué objetivos tenés para la temporada?

-Con que se juegue creo ya está! Jaja. La verdad es que es una lástima. Estábamos con muchas ganas, hay una linda mezcla de chicos y grandes que no sé si estará el año que viene. Ojalá se juegue algo este año.

-De tu paso por los Pumas, ¿con qué momento o recuerdo te quedás?

-Varios momentos. Si bien no terminó todo como me hubiese gustado, en general la pasé muy bien. No sé si me quedo con alguno en especial… quizás lo que más extrañe sean esos momentos previos, el bondi, el vestuario, todos esos nervios antes del himno. Si tengo que elegir un partido me divertí mucho el día que Felipe hizo tres tries en Vélez contra Francia.

Texto: Belén Sainz-Trápaga

Fotos: Prensa URBA

Tags: , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!