fbpx
sábado, 25 mayo, 2019
Santiago Gómez Romero: “Fue una temporada perfecta”
Fragmento de la entrevista exclusiva de Polo Mundial #104

El polista argentino de 28 años se destacó en Sotogrande al conquistar la Triple Corona del mediano handicap con Ayala y además ser partícipe de la conquista de La Indiana en el alto. “Es el logro más grande y lo mejor que me pasó como polista”

Por Alejo Miranda

[…]

-¿Cómo se dio la oportunidad de jugar en Sotogrande?
-A través de Santiago Laborde, a quien conozco de Dubai desde hace años. Él me llevó a jugar en Ayala. Jugamos la Copa del Rey en junio, un torneo de 10 goles. El plan era por meses, junio, julio y agosto. Después jugamos las tres copas del mediano handicap y ganamos las tres. En el medio Hugo Lewis se lesiona en la final de la de Copa de Plata y me llaman para jugar con Facundo en la Copa Oro. Jugaba partidos todos los días, fue muy intenso, estuvo tremendo. Fue un sueño.

-¿Cómo es jugar en Sotogrande?
-A Sotogrande no había ido nunca. Es un paraíso. Cuando llegás te das cuenta de lo que es: el clima, las canchas, los caballos… de los mejores lugares para jugar que conocí. Ayala es un club cinco estrellas. Eso te facilita mucho las cosas. Y el patrón Iñigo Zóbel es muy buena onda. Santi Laborde lo organiza muy bien, las caballerizas son impresionantes, nunca te falta nada, los caballos que te dan son muy buenos. Todo.

-Y después jugar con Facundo y salir campeón del alto…
-Yo lo veía como algo lejísimos, menos el alto handicap. Que te llame para jugar con él y encima ganar, es increíble. En el momento no te das cuenta, jugás todos los días, estás metido en lo que tenés que hacer. Después caés en la cuenta de todo lo bueno que hiciste. Además fue un récord. Nunca nadie había ganado las dos copas de oro al mismo tiempo.

-¿Cómo fue jugar con Facundo Pieres?
-Los nervios que tenés de entrada es impresionante. En comparación con el fútbol es como jugar al lado de Messi y Ronaldo. Pero es un placer. Todo el tiempo te transmite confianza, te incita a que juegues, le gusta hacerte participar. Su plan es que todos jueguen, no que todos jueguen para él. Hace jugar mejor a sus compañeros. Y cuando llegás tarde a una jugada, él resuelve todo. Y como persona es fuera de serie total. Lo que más me sorprendió es la buena onda y la simpleza.

 

Lee la nota completa en Polo Mundial 104

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!