viernes, diciembre 4, 2020

Pensó en el retiro, entró por la ventana, pero la jugadora de 27 años sorprendió a todos al quedarse con el primer major de la temporada en Royal Troon. Primera alemana que gana el certamen más importante en suelo británico.

Entró a través de una clasificación a la que, a su vez, logró colarse luego de que varias jugadoras no pudieran asistir por las restricciones que impuso el COVID-19. Ella estaba en la zona casi de casualidad, trabajando como caddie para otra jugadora. Luego de sufrir la enfermedad de Lyme, había perdido la tarjeta en el LPGA Tour y estaba retrasada hasta el puesto 304º del ranking mundial, hasta pensó en abandonar la práctica profesional del golf. Pero la vida de Sophia Popov cambió drásticamente luego de cuatro vueltas de golf.

En una de las historias más conmovedoras que el deporte haya ofrecido en este particular 2020, y eso de por sí ya es mucho decir, la alemana se sobrepuso a todas las adversidades y se convirtió en la inesperada campeona del AIG Women’s Open en la mítica cancha de Royal Troon.

Para Sophia Popov, un pequeño pedazo de historia junto con un cheque de US$ 675.000. La victoria, tan amplia que hizo olvidar su condición de sorpresa, implica que la joven de 27 años se convirtiera en la primera alemana en ganar el título más importante en territorio británico.

En la primera puesta en escena de este campeonato en los famosos links de Ayrshire, Popov se une a una lista estelar que incluye a Arnold Palmer y Tom Watson, entre otros de los icónicos ganadores de Royal Troon. Popov estaba inundada de lágrimas incluso antes de sentenciar la victoria con el toque final en el hoyo 72.

Esa escena solo enfatizó batallas anteriores y una actuación que le cambió la vida. Momentos después, caminó hacia el club house con una botella de champagne en la mano.

Parecía el desenlace más improbable. Un par de meses atrás, Popov probaba suerte en torneos de 54 hoyos en el Cactus Tour. El mismo nombre parece describir perfectamente ese nivel de golf. Comenzó la semana como el número 304 del mundo y sin ninguna credencial importante. Ni siquiera tenía estatus en el LPGA Tour. Ahora, Popov puede elegir dónde jugar.

La alemana comenzó el cuarto día de acción con una ventaja de tres golpes, una situación supuestamente peligrosa para una jugadora que no está acostumbrada a competir por títulos. Sin embargo, la posición de Popov nunca pareció estar seriamente amenazada. Su cierre de 68 significó una ventaja final de dos golpes, siete bajo par en general. Jasmine Suwannapura, la jugadora tailandesa que, como Tiger Woods, se recuperó de una cirugía de espalda que le salvó su carrera, terminó en segundo lugar.

“Esto es increíble”, dijo Popov. “Ha habido mucho trabajo, ha habido muchas luchas. Sabía que era capaz, sólo tenía muchos obstáculos en mi camino. Para mí, el Women’s Open fue un plus. Llegué aquí el martes, sabía que mi juego estaba en buena forma y que todo era posible. Simplemente adopté esa mentalidad en cada ronda, pero nunca esperaba esto “.

Si Popov, comprensiblemente, nunca esperaba una la victoria, un hoyo enfatizó lo que estaba destinado a ser. Su drive en el 15 parecía dirigirse a uno de los traicioneros bunkers de fairway, aunque la pelota terminó escabulléndose en el rough adyacente. Su siguiente tiro con un hierro, desde una posición cuesta arriba, terminó a 6 metros del hoyo. Con el putt para birdie debidamente convertido, quedó al frente por cuatro.

Sólo Suwannapura amenazó tardíamente con estropear la fiesta, gracias a un magnífico birdie desde 12 metros en el 16. Popov respondió con otro de los suyos en el mismo hoyo. Suwannapura golpeó de nuevo, bajando el par tres 17. Sin embargo, la líder sabía que solo un final desastroso le costaría el primer major femenino de 2020. La  implosión nunca ocurrió, ni por aproximación. Minjee Lee terminó tercera, con tres bajo par.

La escena del domingo fue perfecta. Atrás quedaron las rachas de viento que afectaron las dos primeras rondas, con la costa lo más cercana  posible a la calma perfecta.

Popov tiene un inmenso crédito por esta victoria, pero es imposible no preguntarse cómo ninguno de estos elementos pueden no haber alterado la mentalidad de alguien tan poco acostumbrado a luchar por los títulos grandes. Hizo un bogey desde la arena al inicio, pero se recuperó con tres birdies en los siguientes cinco hoyos.

“Solía ​​ser una jugadora a la que no le gustaba liderar, así que ésta era una nueva posición”, dijo. “Simplemente tenía la confianza. Me dije a mí mismo que era capaz de hacer birdies en cada hoyo ”.

Ahora es una gran campeona. Ahora es una inspiración.

La ganadora

Sophia Popov [ALE]

Nacimiento: 2 de octubre de 1992 (28 años)

Lugar: Massachusetts, EE.UU.

Residencia: Weingarten, Alemania

Profesional desde: 2014

Ranking Mundial*: 25ª

Títulos:           

-LPGA Tour 1 (AIG Women’s Open 2020)

-Cactus Tour 3

Ganancias*: US$108.051

*Al 13/09/2020

.

Nota publicada en la revista GOLF Mundial #60

Suscribite aquí y recibila GRATIS en tu mail

Tags: , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.