viernes, octubre 15, 2021

El ruso de 27 años y 114º del mundo se convirtió en el primer jugador en llegar a las semifinales en su debut en el cuadro principal de un Grand Slam. Eliminó a Diego Schwartzman en la tercera rueda del Abierto Australiano.

Su nombre deriva de león, en turco, tal su ascendencia. En el último Abierto Australiano, Aslan Karatsev dio el rugido más sorprendente de los últimos tiempos en el mundo del tenis.

La hazaña de Karatsev en Melbourne Park no puede ser subestimada: el ruso de 27 años, clasificado en el puesto 258 del mundo el año pasado, nunca había jugado en el cuadro principal de un Grand Slam antes de luchar por la clasificación en Doha para ganarse un lugar en el primero. 

Nadie anticipó lo que sucedería después. El Abierto de Australia acostumbra arrojar resultados sorprendentes (en 2018 Kyle Edmund y Chung Hyeon llegaron a las semifinales, por ejemplo), pero nada realmente se compara con el ascenso de Karatsev.

De hecho, fue el primer debutante de un Grand Slam en llegar a semifinales. Además fue el hombre con el ranking más bajo en meterse entre los cuatro mejores del Abierto de Australia desde Patrick McEnroe, quien también fue No. 114 en 1991, y las semifinales en cualquier Grand Slam desde Goran Ivanisevic (125º) en Wimbledon 2001 (el croata ganó el título como Wild Card).

La carrera de Karatsev hasta la fecha se había gastado casi exclusivamente en el Challenger Tour de segundo nivel, salvo algún Wild Card en torneos en su tierra natal de Rusia y la aparición ocasional y sin éxito de la Copa Davis. Hasta octubre pasado, nunca había vencido a un jugador entre los 50 primeros, racha que se cortó cuando derrotó a Tennys Sandgren en San Petersburgo.

Pero su reciente éxito no ha sido fruto de la suerte. Viene de una determinación que comenzó cuando era más joven y recién estaba aprendiendo sobre el deporte.

Nacido en la ciudad rusa de Vladikavkaz, Karatsev y su familia se mudaron a Tel Aviv, Israel, cuando tenía 3 años y poco después comenzó a jugar al tenis. Cuando tenía 12 años, comenzó una serie de movimientos vertiginosos, primero a Rostov, Rusia, luego a Taganrog y más tarde a Moscú. Cuando llegó a los 20 años, también había pasado un tiempo en Halle, Alemania, y Barcelona. 

Karatsev pasó la mayor parte de una década girando por el mundo para entrenar y, finalmente, compitiendo en los circuitos ITF Futures y ATP Challenger. Casi abandonó el deporte hace cuatro años cuando se vio obstaculizado continuamente por lesiones en la rodilla.

Pero algo pareció hacer clic una vez que se conectó con el entrenador bielorruso Yahor Yatsyk hace casi tres años y se radicó en Minsk. 

Con la ayuda de su equipo de apoyo, Karatsev estableció nuevos objetivos. Si bien su meta de estar entre los 100 primeros para fines de 2020 no se hizo realidad, había pavimentado el camino hacia una carrera sólida.

En 2020, jugando en el ATP Challenger Tour luego de la pausa por el Covid, Karatsev logró una serie de resultados consistentes. En Praga en agosto, Karatsev perdió ante Stan Wawrinka en la final. En el torneo de Praga II de la semana siguiente, ganó su primer título desde un ITF Futures en enero de 2018, y volvió a ganar en Ostrava poco después. El mes pasado, Karatsev hizo tres apariciones en dobles para el equipo de Rusia durante su triunfo en la ATP Cup.  Entonces, cuando recibió un sorteo favorable con rivales como Gianluca Mager en primera rueda y luego del bielorruso Egor Gerasimov en la segunda, pudo aprovechar de la mejor manera.

Confiado, sorprendió consecutivamente a Diego Schwartzman (8º), Felix Auger-Aliassime (20º) y Grigor Dimitrov (18º). Sólo Djokovic pudo con él.

Su estilo de juego, súper agresivo, lo convierte en un jugador de rachas en cualquier nivel: cuando no sale, desaparece rápidamente, pero cuando lo hace, es muy difícil de superar. En Australia, le dio resultado.

Nota publicada en la revista TENIS Mundial 57

Fuente y fotos: Australian Open

Tags: , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins
Error: There is no connected account for the user editorialmundial.