viernes, mayo 7, 2021

El serbio ganó en Melbourne Park por novena vez. Llegó a los 18 Grand Slams y quedó a sólo dos del récord de Federer y Nadal. Se convertirá en el jugador con más semanas como Nº1.

La discusión por quién es el tenista más grande de la historia debe hacerle espacio a un nuevo integrante. Federer y Nadal están entre las preferencias de la mayoría, pero Novak Djokovic ya les pisa los talones. Y tiene una ventaja: es un año más joven que el español y seis que el suizo.

Ni siquiera un desgarro muscular pudo detenerlo en el Abierto de Australia. El No. 1 del mundo confirmó después de prolongar su récord al levantar su noveno trofeo en Melbourne Park que jugó con un desgarro en el músculo oblicuo abdominal desde su victoria en la tercera ronda ante Taylor Fritz. El serbio sobrevivió para ganar su 18º título de Grand Slam y quedar a dos del récord de Federer y Nadal.

El Rod Laver Arena, queda confirmado, es su segundo hogar. Allí ganó por tercer año consecutivo y les sacó tres de ventaja a sus perseguidores, Roy Emerson y Federer, que ganaron seis Abiertos de Australia. Otro dato escalofriante: está invicto en semifinales y finales, ya que ganó sus 18 encuentros en tales instancias.

Djokovic sumó su 18º título de Grand Slam, el 9º en el Abierto de Australia

Nadal, que buscaba quedar solo en la cima del mundo y superar a Federer, también padeció algunas dolencias. Su sueño se derrumbó en cuartos de final, cuando increíblemente desperdició una ventaja de 2-0 en sets antes de caer ante el griego Stefanos Tistisipas, que alcanzó las semifinales de un Grand Slam por tercera vez en su carrera. Dominic Thiem, campeón del último Grand Slam (el US Open), sucumbió en octavos ante Grigor Dimitrov.

El mejor argentino fue Diego Schwartzman, que no cumplió con las expectativas y se quedó en tercera rueda ante la gran sorpresa del certamen, el ruso Aslan Karatsev.

Ya es bastante difícil ganar un major sin una lesión. Pero Djokovic derrotó a dos ex No. 3 del mundo, Milos Raonic y Alexander Zverev, detuvo la carrera soñada de Aslan Karatsev y luego derrotó al jugador más enrachado del planeta, Daniil Medvedev, que arrastraba 20 victorias consecutivas, en la final.

El saque depende en gran medida del núcleo de un jugador, pero Djokovic anotó 23 aces en su victoria de cuartos de final en cuatro sets contra Zverev. Antes de anotar 26 aces en la segunda ronda, el récord personal de Djokovic era 23. Superar el dolor es una cosa, pero mantener un nivel adecuado para el No. 1 del mundo es otra.

Medvedev llegó a la final con 20 triunfos seguidos, incluidos títulos en el M1000 de París y el ATP Finals

Djokovic sólo perdió dos sets a partir de la cuarta ronda contra oponentes difíciles. Eso habría sido impresionante en cualquier momento, pero dadas las circunstancias, el esfuerzo del hombre de 33 años fue sobrehumano.

El serbio es el segundo jugador de la historia en ganar nueve títulos en un mismo Grand Slam, uniéndose a Rafael Nadal, que se impuso en Roland Garros 13 veces.

Cuando era niño, Djokovic soñaba con ganar Wimbledon y llegar al No. 1. Aunque el serbio ha hecho ambas cosas y mucho más, no da por sentado su éxito.

Djokovic ha hablado durante mucho tiempo de lo importante que es hacer historia en el tenis. El 8 de marzo superará a Federer durante la mayoría de las semanas como No. 1 del mundo con 311. El serbio luego centrará su atención en perseguir el récord de títulos de Grand Slam de sus grandes rivales.

Pienso en ganar más Grand Slams y batir récords, por supuesto. Por supuesto que sí”, dijo Djokovic.

Texto: ATP Tour – Fotos: Australian Open

Nota publicada en la revista TENIS Mundial 57

Tags: , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins
Error: There is no connected account for the user editorialmundial.