miércoles, junio 16, 2021

Se acercan los Juegos Olímpicos. Habrá seis clases de competición y Argentina estará representada por 11 regatistas.

Por Belén Sainz-Trápaga

La navegación a vela no es solo una carrera contra otras embarcaciones. Es una batalla contra la naturaleza, la altura de las olas, la fuerza de las mareas, el viento y otros factores climáticos. Este año, 11 regatistas argentinos viajarán a Japón para competir en los Juegos Olímpicos. El sueño máximo de todo deportista: representar a su país ante el mundo e ir en búsqueda de una medalla dorada.

Los Juegos fueron postergados por la pandemia de COVID-19 pero conservan su nombre original, Tokyo 2020, y se desarrollarán del 23 de julio al 8 de agosto de 2021 bajo estrictos protocolos. En el caso del yachting, Japón fue sede de la Copa del Mundo desde 2017 hasta 2020, lo que les permitió a los atletas familiarizarse con las aguas en las que competirán.

La sede será el Puerto de Veleros de Enoshima, que se encuentra en la ciudad de Fujisawa, en la prefectura de Kanagawa, 50 kilómetros al sudeste de Tokyo. Fue construido para los Juegos de 1964 y es el primer puerto en el país con capacidad de albergar hasta 3.600 espectadores.

Cada competición consiste en una serie de regatas. En cada regata, el ganador obtiene un punto, el segundo clasificado recibe dos, y así sucesivamente. En la regata final los puntos se duplican. La persona o tripulación con menos puntos totales es la ganadora. Durante las regatas, los barcos navegan hasta la línea de meta por un recorrido en forma de triángulo y enfrentan al viento en tres direcciones diferentes. Deben pasar por las boyas de señalización un cierto número de veces y en un orden predeterminado.

Este deporte es uno de los 33 incluidos en Tokyo 2020 y forma parte de los Juegos Olímpicos desde el año 1900, aunque a partir de Sídney 2000 pasó a denominarse vela en vez de navegación. Gran Bretaña, creadora del yachting de competición, es la nación que más medallas de oro ha ganado. Le siguen Estados Unidos, Noruega, España y Francia. Más recientemente, Australia y Nueva Zelanda se fueron sumando a los podios, así como los Países Bajos y Brasil.

La celeste y blanca

La competición estará formada por seis clases y habrá argentinos en todas ellas:

Para esta edición, el Nacra 17 incorporó a su embarcación los hydrofoils, lo que significa que “volará” velozmente por el aire, sobre el agua. La dupla de Santiago Lange y Cecilia Carranza, oro en Río 2016, defenderá su título con este nuevo desafío, que requiere de mayor destreza en cada maniobra. Lange ya demostró su fortaleza dentro y fuera del agua tras vencer al cáncer de pulmón y con 59 años hará su séptima participación en Juegos Olímpicos.

El Finn (dinghy para una persona) es la clase más antigua del programa olímpico, se disputa desde Helsinki 1952. Gran Bretaña, donde nació el deporte, supo estar a la altura al ganar cinco medallas de oro consecutivas en esta disciplina. En representación de Argentina competirá Facundo Olezza, quien tiene varias chances de ganar una medalla. El joven del club Veleros Barlovento, de San Fernando, fue noveno en los Juegos de Río 2016 y séptimo en el Mundial de su clase en Dinamarca en 2018. En 2020 finalizó quinto en la Copa del Mundo en Miami; séptimo en el Campeonato Europeo en Gdynia, Polonia; segundo en la Semana de Kiel, Alemania (medalla de plata) y primero en el Campeonato Español de Finn.

En Laser, Australia ha logrado dos oros seguidos. Esta clase, diseñada para una persona, utiliza un tipo de embarcación con gran popularidad en todo el mundo. Francisco Guaragna es la tercera generación de navegantes de su familia. Con 23 años, se ubica en el puesto 14 de los mejores deportistas del mundo en su disciplina y en Tokyo tendrá su primera experiencia olímpica. Lucía Falasca es la argentina que competirá en Laser Radial. Ya logró una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y un puesto número 11 en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. En septiembre pasado corrió el Campeonato Italiano y obtuvo un buen séptimo puesto.

En windsurf (RS:X) masculino habrá un nuevo campeón ya que en 2020 se retiró el holandés Dorian van Rijsselberghe, ganador en Río 2016 y en Londres 2012. Francisco Saubidet Birkner hará su debut en los Juegos de mayores, tras haberse llevado la medalla de oro en los Juegos de la Juventud de Nanjing 2014. El año pasado, Francisco salió Campeón Sudamericano de RS:X. Por su parte, la mendocina María Celia Tejerina competirá tras una gran actuación en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, donde ganó la medalla de plata.

En la clase 470 masculina, la dupla navega en barcos de vela de 4,7 metros de eslora. Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña suelen repartirse las medallas de oro, aunque en los Juegos de Río 2016 los campeones fueron de Croacia. En la clase 470 femenina se destacan Australia, Nueva Zelanda, Holanda y Gran Bretaña. La defensora del oro es la británica Hannah Mills, que contará con una nueva pareja, Eilidh McIntyre. Por el lado argentino, debutarán en los Juegos Olímpicos Belén Tavella y Lourdes Hartkopf, campeonas sudamericanas en 2020.

Por último, en 49er, los campeones defensores son los temibles Peter Burling y Blair Tuke, de Nueva Zelanda. Y en 49er FX, la dupla brasileña Martine Grael-Kahena Kunze. Argentina competirá en 49er FX con Victoria Travascio y María Sol Branz, quienes quedaron en el puesto n° 13 en Río 2016. También ganaron la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y la de bronce en Lima 2019.

Fuente: Tokyo2020.org

Fotos: Gentileza FAY – Gustavo Cherro

Nota publicada en la revista YACHTING Mundial 38

Suscribite aquí y recibila gratis en tu mail

Tags: , , , , , ,

Recibi nuestro Newsletter

¡SEGUINOS!

This error message is only visible to WordPress admins
Error: There is no connected account for the user editorialmundial.